¿Qué es el capital privado?

El capital privado es el dinero que destinan los inversores de prestamistas privados a este tipo de servicio financiero conocido bajo el nombre de préstamos de capital privado.

Básicamente, el inversor (prestamista privado) ofrece su capital en forma de crédito o préstamo a la familia o empresa que lo solicita a través de una financiera privada específica. Al igual que ocurre con los préstamos bancarios, el solicitante (prestatario) deberá devolver la cantidad recibida en el crédito o préstamo en un plazo prefijado por las partes más la suma de intereses acordada.

El inversor consigue una rentabilidad derivada de esos intereses que el solicitante está pagando de más y éste obtiene la liquidez que necesita de manera inmediata, por lo que ambas partes salen beneficiadas con el acuerdo. Normalmente, este acuerdo puede llevarse a cabo verbalmente sin ser necesario ningún tipo de documentación aunque en la mayoría de los casos suele ser habitual realizar algún tipo de contrato privado en el que queden pre-fijadas las condiciones de devolución del préstamo, los tipos de interés aplicado y otro tipo de especificaciones. Obviamente, el prestamista privado corre con más riesgos que el solicitante del préstamo en el sentido de que puede que no se le devuelva su capital en el plazo acordado. Por eso, es típico de estos préstamos, como de cualquier otro, el solicitar un aval como garantía (vehículos, viviendas, piezas de arte, etc).

Contacte ya

La popularidad del capital privado y de este tipo de préstamos cuyo auge se ha producido en los últimos años se debe a su facilidad de acceso. Para la financiera privada es indiferente el que usted posea una nómina, unos ingresos fijos, variables, esté cobrando prestación por desempleo o no esté cobrando nada. Tampoco es importante el hecho de que usted pueda estar inscrito en un fichero de morosidad tipo ASNEF o RAI. Estas dos condiciones son requisitos indispensables para acceder a cualquier préstamo bancario pero no para acceder a préstamos de capital privado.

capital privado

capital privado

Por eso, una persona sin nómina o inscrita en el ASNEF no puede acceder a ningún tipo de préstamo en ninguna entidad bancaria pero si puede acceder a un préstamo por la vía del capital privado. De ahí la importancia que ha adquirido este servicio financiero en plena crisis económica española, ya que ha sido una de las soluciones para muchas familias y empresas que veían restringida su capacidad financiera y que no podían hacer nada a través de sus bancos.

En definitiva, el capital privado es más accesible que cualquier otra forma de crédito o préstamo personal vía entidades bancarias. Además, la tramitación de la solicitud es más rápida y las condiciones son más flexibles. Por eso, ya son muchas las personas que los han utilizado.

Contacte ya

The following two tabs change content below.
Somos Prestamistas Privados con más de 10 años de experiencia en el sector. Habiendo ayudado a muchas personas a poder cumplir sus proyectos y su libertad financiera. Google+

Latest posts by Prestamistas Privados (see all)