Los prestamistas particulares vs Bancos

Los prestamistas privados o prestamistas particulares se han convertido en la gran competencia de las entidades financieras españolas en los últimos años en los que debido a la recesión económica y a las, por otra parte y como hemos ido conociendo por prensa y por sentencias judiciales, malas administraciones y direcciones de éstas. Muchos créditos urgentes o préstamos personales rechazados sistemáticamente por los bancos, y en especial en el periodo que arrancó a finales del año 2008 y que nos lleva hasta la actualidad.

Por el contrario, estas mismas peticiones de créditos o solicitudes de ayuda han sido concedidos por parte de prestamistas privados, mucho más flexibles y con fórmulas más adaptadas a estos tiempos de dificultades, crisis de empleo y demás. Eso les ha generado una popularidad que va en alza lógicamente. Así pues, si está usted pensando en pedir un préstamo para poder abarcar un nuevo proyecto o, simplemente, para poder atender cualquier necesidad suya o de su entorno más próximo, y no sabe qué sistema elegir, es decir banca convencional o prestamistas privados, hemos de decir que ambos tienen inconvenientes o peculiaridades y que será usted, dependiendo de sus valoraciones, posibilidades económicas y urgencias, el que tendrá que valorar cuál se ajusta más a sus exigencias.

los prestamistas particulares 3

Los prestamistas particulares tienen varias ventajas respecto de los bancos en la actualidad. Ventajas que derivan del encorsetamiento al que, debido a la crisis económica española y europea, se han visto sometidos y maniatados dando como resultado, en multitud de ocasiones, a un alejamiento de la realidad que se vive en el país en estos días y , por tanto, dando lugar también a un alejamiento en poder atender a las necesidades de los clientes tradicionales que, ahora, presentan otra realidad económica para poder endeudarse.

A continuación le enumeramos las más importantes y relevantes de estas ventajas actuales de los prestamistas privados:

– La tramitación es más rápida y las condiciones suelen ser algo más flexibles ya que la filosofía de los prestamistas privados radica y se basa precisamente en trabajar. Es decir, el prestamista privado pretende en todo momento que el proyecto pueda salir adelante si es viable. No se ancla, a diferencia de bancos y cajas, en fórmulas estrictas y obsoletas a la realidad actual. Estudia

los recursos del solicitante y lo hace con una visión global. Estudia la posibilidad real de devolución del préstamo según las posibilidades concretas en cada caso y si éstas son factibles la operación se realizará. Esta es una grandísima diferencia con respecto a bancos y cajas si lo meditamos por un momento, ya que hablamos de la filosofía inicial con la que bancos y prestamistas privados encaran cada nuevo estudio.

– Aceptan clientes registrados en índices de morosidad como ASNEF. Es quizás reiterativo tan siquiera el hecho de decirlo, pero este es otro importante punto o escollo que sería insalvable e inasumible para cualquier banco o caja a la hora de estudiar nuestra petición de estudio en la solicitud de un préstamo. Aquí encontramos nuevamente otro punto diferencial que refrenda la anteriormente mencionada diferencia de enfoque a la hora de plantear el estudio y posterior desenlace de una solicitud de crédito entre bancos, totalmente inflexibles con este punto también, y prestamistas privados, con un enfoque más dinámico, más adaptado y desde luego más acorde a los tiempos que nos toca vivir en estos días en nuestro país y a la realidad de las personas que ya no entran en los perfiles que buscan los bancos y cajas como si no hubiera existido esta fortísima crisis económica.

Contacte ya

– Aceptan clientes sin nómina. Cosa, por otra parte y como en las anteriores, que se nos antojaría inimaginable a la hora de sentarnos a hablar con un banco o caja con la intención de plantear el estudio en la solicitud de cualquier producto crediticio por pequeño e insignificante que este pudiera o pudiese llegar a ser en un momento dado. En un país con más de cinco millones y medio de parados y con estimaciones de una economía sumergida que representa un importante volumen de negocio, por otra parte porque en multitud de casos se debe hacer imposible otro proceder para poder subsistir, parece también irreal y no querer atender a lo que acontece en la calle esta posición de bancos y cajas. Los prestamistas privados, obviamente sin valorar moralmente el proceder tributado o no del demandante de crédito ya que este no es, ni mucho menos su cometido. Sí que valorarán la capacidad que éste tenga para poder atender la devolución del solicitado crédito y en caso de estimar viable la capacidad de devolución darán respuesta positiva al caso.

– Por consiguiente de las dos anteriores: tienen un porcentaje mucho más alto de concesiones de préstamos que los bancos y cajas. Repetimos en la importancia, aunque en un primer momento pudiera pasar desapercibida, que tiene el hecho del espíritu de adaptación que caracteriza a los prestamistas privados en contra de bancos y cajas a la hora de valorar a un individuo en nuestra sociedad actual teniendo en cuenta todos estos factores sociales nuevos que nos han cambiado como sociedad en muchas cosas desde el inicio de la crisis en 2008 hasta nuestros días. Estos puntos han

dejado a bancos y cajas, sin duda, sin una importante cuota de mercado de la que antes disponían, en favor de los prestamistas privados. También es debido a que bancos y cajas han tenido el paraguas de Estado e Instituciones Europeas, que , con dinero público, y esto puede parecer irónico en algún momento tal vez, han ayudado a cubrir sus balances generales y salvar a muchos de ellos. En nuestra opinión esta sobreprotección pública a bancos y cajas ha podido ser otro de los factores que hayan alejados a éstos de las nuevas necesidades del ciudadano de a pie. Cosa que no ha sucedido con el capital privado o lo que es lo mismo, con los prestamistas privados.

Contacte ya

Diferencias entre los prestamistas particulares y los bancos o demás entidades de crédito llamadas “tradicionales”

Básicamente, y con la intención de clarificar conceptos, diremos que los prestamistas particulares y los bancos o cajas se diferencian en lo siguiente:

1) El tipo de interés ofrecido

Generalmente, los bancos o cajas suelen ofrecer unos tipos de interés más bajos que los prestamistas particulares. Esa podría ser una de las ventajas de pedir un préstamo en un banco o caja, siempre y cuando su perfil entre en los encorsetados requisitos que la entidad de turno le haya pedido y de los que con inmediata anterioridad hemos hablado.

Prácticamente como decíamos y como a continuación veremos, esa será la única ventaja.

2) El proceso de solicitud

Solicitar un préstamo en una entidad financiera puede convertirse en una verdadera pesadilla hoy en día en España. Esto es debido principalmente a la cantidad de documentación que se debe aportar y rellenar únicamente para optar a que le estudien y evalúen su petición o solicitud crediticia. En el caso de los prestamistas particulares, por el contrario, la solicitud es mucho más flexible y relajada y no se aportará toda esa documentación que exigen los bancos, por lo que el proceso de resolución termina siendo más rápido, más ágil y con menos desgaste por parte del solicitante.

los prestamistas particulares

3) La concesión del préstamo

Llegados a este punto, debemos reiterar por la importancia que tiene, y aunque ya lo hemos comentado anteriormente, que las exigencias de los prestamistas particulares son bastante más flexibles, relajadas y acordes a la realidad de los tiempos que vivimos que las de un banco o caja. Acceder a un préstamo por esta vía del capital privado se convierte en una opción más fácil para cualquier persona con problemas crediticios o con deudas anteriores. De hecho, los bancos o cajas son reacios a conceder préstamos cuya cuota de devolución exceda el 40% de los ingresos del solicitante, situación que, por ejemplo, no tendrá en cuenta el prestamista particular siempre que vea un argumento que pudiera justificar la viabilidad de la operación.

4) Límites

Los límites de los préstamos en el caso de los bancos o cajas están bien fijados en la actualidad y no son nada flexibles respecto al tema, haciendo palpable nuevamente y en multitud de ocasiones la separación de la realidad social y la demanda actual de créditos con los productos que ofrecen bancos y cajas. Sin embargo, en este punto, los prestamistas particulares pueden adaptarse y de hecho su espíritu de hacer negocio con la concesión crediticia les hace trabajar en esa dirección, e incluso atender una petición de préstamo entre varios para poder llegar a la cantidad solicitada.

En definitiva, tanto la solicitud de préstamos vía prestamistas particulares como vía bancos tiene sus ventajas y desventajas, sus requisitos y sus valoraciones, pero ante estas comparativas podemos decir que los prestamistas privados ganan por goleada y de ahí deriva y radica el éxito, por otra parte lógico, que están teniendo en nuestro país en la actualidad.

Contacte ya

The following two tabs change content below.
Somos Prestamistas Privados con más de 10 años de experiencia en el sector. Habiendo ayudado a muchas personas a poder cumplir sus proyectos y su libertad financiera. Google+

Latest posts by Prestamistas Privados (see all)