Todo lo que necesita saber sobre las hipotecas

Los préstamos hipotecarios y las hipotecas en sí llevan meses ocupando noticias, tanto en prensa escrita como en televisión. Esta repercusión se debe al hecho de que son muchas las familias que han sufrido la crisis económica por la que atraviesa el país y que no han podido continuar pagando la letra mensual de su hipoteca. Debido a esto, los bancos han comenzando  a realizar embargos de bienes y, lo más preocupante, los inevitables deshaucios (desalojos de las familias de su hogar para quedarse la vivienda a nombre del banco).

El problema de los deshaucios es que no sirven como pago por nuestra deuda hipotecaria sino que se trata de una deuda que continúa perdurando en el tiempo ya que el valor de la vivienda ha bajado y no se corresponde con la solicitud de préstamo que realizamos en el pasado de una cuantía bastante superior al valor actual. En definitiva, le dejan sin hogar y con una deuda que sigue pendiente de por vida.

Contacte ya

El problema oculto tras esta situación es que con las nóminas actuales, no es posible pedir unas hipotecas sin tener que presentar un aval o garantía hipotecaria que sirva al banco como garantía en el caso de que se deje de pagar la letra del préstamo concedido. Este aval suele ser hipotecario y detrás de él figura la vivienda de nuestros padres en muchos casos y, obviamente, nuestra propia vivienda.

Este problema todavía no tiene una solución, ya que las entidades bancarias siguen desalojando familias y el Gobierno no ha realizado ningún tipo de acción que pueda impedirlo. El resultado no es otro que una multitud de personas expulsadas de su hogar, sin trabajo y sin ninguna solución aparente para dejar este problema atrás.

hipotecas

hipotecas

Muchas de estas familias han conseguido salir del agujero económico en el que se encontraban debido a estas circunstancias gracias al capital privado.

Cuando hablamos de capital privado, nos referimos a los préstamos con capital privado que tanto han crecido en los últimos años. Se trata de préstamos en los que es un particular o empresa el que accederá a prestar el dinero a la familia o empresario que lo necesite a cambio de devolvérselo en un plazo prefijado y junto a unos intereses.

Es obvio que conseguir un préstamo con capital privado es mucho más fácil que conseguirlo vía entidades bancarias debido a que no es necesario disponer de una nómina y no influyen ficheros de morosidad en los que usted pueda estar inscrito. Eso sí, el aval también está presente en estos préstamos, ya sea en forma de aval hipotecario o en forma de aval con otros bienes de valor que pueda garantizar el pago de la deuda.

Si usted ya lo ha probado todo puede acudir a los préstamos con capital privado e intentar recuperar su situación económica anterior. Probablemente, tenga la misma suerte que miles de familias y empresas que ya los han utilizado.

Contacte ya

The following two tabs change content below.
Somos Prestamistas Privados con más de 10 años de experiencia en el sector. Habiendo ayudado a muchas personas a poder cumplir sus proyectos y su libertad financiera. Google+

Latest posts by Prestamistas Privados (see all)